sábado, 9 de octubre de 2010

ELLAS

Somos putas viejas. Cansadas zorras que ya no importan, que no pertenecen a nadie. Sobreviviendo a cambio de la dignidad y el orgullo.
Aves sin plumas. Seres exóticos sin jaula.
Coños ajados, desnudos y expuestos. Medias rotas, tacones de aguja jodiendo el alma.

Putas sin decoro. El destino colgado de una bragueta sin nombre.

Perdidas en la noche, ojos asustados pintados de negro.
Venas rotas en muñecas marcadas.
El amanecer gris, áspero de una noche otoñal borrando los dulces recuerdos del radiante sol de agosto.
Manos ardientes, corazón helado y hambre en las entrañas.
Putas sin nombre, de sexo exhausto y corrompido.

Vanas, sucias. Tristes ecos vacíos.

Somos nosotras. Las rameras muertas. Abandonadas al fin por el tiempo:

Las esperanzas y las ilusiones

5 comentarios:

  1. uff!!
    jodidamente bueno May. Putas, rasgadas, violadas.... pero seguimos en pie, fuertes y con orgullo. El sufrimiento nos hace crecer, ya no somos tan vulnerables.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Eli bonita. A veces cuesta levantarse, pero también se aprende a ello. Es eso o morirse. Es eso o renunciar a seguir. Y para mí no hay opción.

    Tenemos que ir a ver ese sitio, no se me olvida. Ya te escribo. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Bárbaro. Bravísimo y crudo. Me encanta.
    Saludos desde el estante.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Pandora. He estado un tanto desconectada de todo y he tardado un poquito en reconocerte. Un beso.

    ResponderEliminar