martes, 24 de enero de 2012

HISTORIA DE CAMAS

Siempre fue una. La primera, una cama desvencijada y en desuso crujía tanto que terminaron echando el colchón en el suelo y amándose allí a la luz de las velas. La segunda, de diseño y a plazos, ocupó la nueva habitación y la estrenaron para la boda. Con el paso del tiempo reemplazaron el somier, desgastado de amor. Al cambiar de piso se deshicieron del amplio cabezal. A los veinte años de matrimonio él propuso dos camas. Ella dijo no es el momento. Una mañana, sin avisar, aparecieron los transportistas. Ella se hizo a un lado y les dejó hacer. Un año después, duermen cada uno en su cama, cada uno en una casa.

4 comentarios:

  1. Microrrelato de concurso, bello, directo al sentimiento y al recuerdo. Escribirlo fue tu premio, seguro, y la satisfacción de que lo leamos. El mio leerlo y darte mi enhorabuena. Si fuera microrrelato querría estar en tu tintero, en el folio, en tu pupila.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Sí, fue el segundo micro para el concurso, ya sabes cual. Gracias por venir a verme.Gracias también por tus palabras, me ruborizas. Con la de visitas que tengo pendientes contigo! Al próximo taller de micros que des, también me apunto.
    Nos vemos pronto, un besito.

    ResponderEliminar
  3. Lo peor, es que relatas historias que suceden cotidianamente en Occidente, no solo en esta tierra de paso de África a Europa. Diariamente, parejas que ya no saben que decirse y que solo comparten techo y frigorífico, deciden lo mismo que tu describes. Es realismo sin mas, convertir lo cotidiano en palabras con sonoridad agradable a la retina.
    Un beso y un abrazo.

    ResponderEliminar